VIAJE A MIKONOS

Buenas!! Pues uno de los viajes que quería hacer desde que me dijeron que me habían concedido el EVS a Grecia era visitar la isla Mykonos. La isla es bien conocida tanto en España como en Grecia por la fiesta por eso cuando tres de mi amigos voluntarios y yo fuimos allí no esperábamos encontrarnos lo que encontramos. Cuando fuimos hacía bastante fresquillo y era temporada baja, por lo que posiblemente nosotros éramos, junto a un grupo de asiáticos que vimos, los únicos turistas en toda la isla. Todas las discotecas y tiendas estaban cerradas, solo había algún sitio de comida y alguna tiendecilla para los pocos habitantes que residían allí durante todo el año, y casi todos ellos eran personas mayores. Pero para ser sincera esto le daba a la isla una paz y una tranquilidad que combinadas con las hermosas playas y paisajes hicieron de Mikonos el lugar perfecto para ir a relajarte y desconectar de todo lo que me encantó. Aunque todo hay que decirlo y la verdad es que me quedo con ganas de visitarla en verano sobre todo para disfrutar de las playas con el solecito, pero si como en mi caso no puedes ir en verano, te recomiendo que vayas de todas formas puesto que es preciosa o también si quieres un finde de relax

VIAJE A SANTORINI

Hace unos días me fui de viaje a Santorini con dos voluntarios que están en mi proyecto, uno de Málaga y otra de Alemania, más una amiga de ésta. El viaje fue increíble, Santorini es incluso más bonita de lo que te la puedes imaginar mirando fotos y además nos hizo un tiempo buenísimo. A pesar de ello, no había muchos turistas lo que nos vino genial para estar de relax y poder bajar a la playa o ir a comer algo sin tener que estar preocupados de si habría mucha gente. También nos vino bien puesto que conocimos a varios habitantes de allí, la mayoría sino todos trabajando para tener todo listo para el turismo veraniego. Pero como ya digo, había bastantes habitantes e incluso juventud que iban al colegio y salían de fiesta durante todo el año, al contrario que en Mikonos. Recomiendo a todo el mundo ir a Santorini y visitar las maravillosas casas blancas en Oia o dar paseos y comer algo en Thera y luego bajar a las playas “White” and “Red”, eso sí in tentar que sea soleadopara poder disfrutarlas al máximo.

Los vídeos

Desde Polonia he empezado un nuevo proyecto audiovisual. He creado un canal de Youtube, donde entrevisto a los voluntarios que están haciendo EVS en Polonia. Cada semana publico un nuevo vídeo con una nueva experiencia. Quizá pueda ser útil para las personas que estén pensando hacer un EVS en el futuro. Todos los vídeos tienen subtitulos en español.

LINK:
Un saludo a todos!

Viaje a Polonia!

Estoy haciendo mi SVE en Alemania, y una de las grandes ventajas que tiene este país es poder viajar muy fácilmente
a otros países europeos. En invierno fuí una semana a Polonia a hacer snowboard, era la primera vez que practicaba este
deporte y fue muy divertido, aunque por supuesto me caí bastantes veces al principio… pero me gustaría repertir.
Durante este viaje también me dió tiempo a hacer un poco de turismo y la verdad que es un país precioso.

Barranquismo

Una de las posibilidades que la isla de Gran Canaria ofrece es intentar diferentes deportes. Aquí estan el mar y la montaña así que puedes elegir el escenario que más te gusta.

La semana pasada intenté por primera vez el “barranquismo”.

El barranquismo es un deporte de montaña que se parece un poco la escalada, pero en vez de subir por la montaña…. bajas con la ayuda de una cuerda.

Estuve con un grupo de amigos que se llama “Tacandife Canaria”. Ellos son todos expertos en barranquismo y ayudan las personas que quieren aprenderlo.

Fue muy divertido… sin duda le intentaré otra vez.

¡Hola!

¡Hola chicos/as! Me llamo Laura y soy de Murcia, el verano pasado decidí unirme a esta aventura en la ya llevo viviendo 5 meses llamada Servicio de Voluntariado Europeo en Atenas, Grecia. Mi proyecto de voluntariado consiste principalmente en acudir a un centro donde “asylum seekers” menores de edad y madres con niños pequeños viven mientras esperan una respuesta del país al que quieren ir a vivir y así pasar a ser nombrados oficialmente refugiados. Allí, me dedico a pasar tiempo con los chavales, ya sea hablando, haciendo deporte o impartiendo clases de inglés y español. También soy parte del Youth Center de mi organización en el que nos encargamos de organizar eventos culturales sobre comida, música, reciclaje y cualquier otro tema en el que todos los jóvenes que viven en Atenas puedan estar interesados. Mi experiencia está siendo increíble puesto que no solo es que me guste donde trabajo, sino que me encanta el país, su cultura y su gente. Además, convivo con nueve voluntarios más de 5 países diferentes con los que me he dedicado a recorrer toda la ciudad y a viajar por el país. Recomiendo a todo el mundo unirse a este impresionante programa que lo tiene todo, ayudas a personas que lo necesitan, haces amigos, conoces diferentes culturas y ¡viajas un montón!

Pequeño viaje a Dublín

Nuestra asociación de acogida se va de viaje cada año durante unos días. Se supone que es un viaje que realizan para mejorar la relación e integración de los trabajadores. Este año decidieron ir a Dublín y nos invitaron a mí y a los tres voluntarios más que trabajan en mi asociación.

La preparación del viaje fue un caos (como todo en esta asociación…), y hasta la noche antes había muchos cabos sueltos. Pero bueno, teníamos un viaje casi gratis (sólo nos teníamos que pagar la comida), así que no nos quejamos demasiado.

es1.jpg
Mis companeros voluntarios y yo, Trinity College Dublin

Llegamos a Dublín y lo primero que descubrí es que el tiempo, a pesar de ser invierno, no era tan frío como en Polonia. Habíamos salido de Polonia a -18 grados, y llegamos a Dublín a +3 grados. Agradecí pasar unos días en un ambiente más cálido que el polaco.

Dublín es una ciudad divertida, muy turística. La gente es muy abierta y sociable. Hay música en directo en todos los bares cada día de la semana. ¡Y hablan inglés! Había olvidado lo bonito que es entender conversaciones  aleatorias por la calle, y poder acercarte a cualquier persona sin miedo a que no entienda nada de lo que dices. En Polonia mucha gente no habla inglés, y mucho menos español.

es2
Musica en directo en The Hapenny Bridge, Dublin

Pero por otro lado, Dublín es una ciudad extremadamente cara. La cerveza más barata que encontramos, una Guinness muy buena, por cierto, costaba 5 euros. Es lo mínimo que puedes encontrar allí.

es3
Primera noche pidiendo cerveza en u bar irlandes

Una de las cosas que más me sorprendieron de Dublín fue escuchar a tantísimos hispanohablantes a mi alrededor. ¡Caminando por la calle era más fácil escuchar hablar español que inglés! También es cierto que en general, los españoles somos más escandalosos y hablamos muy alto… Un día, en el comedor del hotel encontré una mesa con unos diez españoles, y un chico, español también, explicándoles cómo conseguir trabajo en la ciudad. Les daba consejos sobre qué hacer y qué no hacer en las entrevistas de trabajo. Me gusta muchísimo la gente que tiene la valentía de irse a vivir a otro país, de experimentar nuevas culturas, hablar nuevos idiomas y tener la mente disponible en todo momento para aprender. Lo que me da pena, es que hoy en día, muchísimos de los jóvenes que viven en Dublín (o en cualquier otra ciudad europea) están allí por necesidad. La imposibilidad de encontrar oportunidades en tu país te obliga a salir a buscarlas, y no es un camino fácil.

es4
Vinilo que encontre en la pared de una galeria de fotos en Dublin, y que refleja en gran parte lo que me encontre alli

Volviendo a mi viaje, ¡que me voy por las ramas! Para acabar, haré un repaso muy rápido de lo mejor y lo peor de Dublín.

Lo mejor:
Las noches de música en directo acompañadas de cerveza Guinness
Conocer una nueva ciudad, en un nuevo país
La cercanía de la gente. Son muy sociables, alegres y educados.

Lo peor:
La relación e integración con los de la asociación fue prácticamente inexistente.
Los precios tan elevados.
Estefanía G Fleitas
EVS en Gdansk, Polonia